24 de marzo de 2017

El absurdo mercado...





[ . . . ] La lucha de clases no ha sido otra cosa que el motor del desarrollo capitalista y jamás podrá conducir a su superación. La democracia no es el antagonista del capitalismo sino su forma política, y ambos han agotado su papel histórico. El derrumbe de los regímenes del Este no significa el triunfo definitivo de la economía de mercado, sino un paso ulterior hacia el ocaso de la sociedad mundial de la mercancía. [ . . . ] Una consecuencia vistosa del reconocimiento de la lógica del valor como centro de todas las crisis es la crítica del “sociologismo” y de la “ilusión acerca del sujeto” [. . . ]
Anselm Jappe
2009



Resulta curioso encontrar este libro unos días después de la anterior publicación [contra_valor] y además, topar con la “crítica del valor”, espero disfrutar con la lectura, aká os dejo parte de la introducción. 



El absurdo
mercado de
los hombres
sin cualidades

Ensayos sobre el fetichismo de la mercancía
ANSELM JAPPE *  ROBERTZ KURZ
*  CLAUS PETER ORTLIEB


[ pepitas de calabaza ed. ]


Los ensayos reunidos en este volumen aspiran a ofrecer al lector de lengua castellana una primera aproximación a la corriente internacional de pensamiento crítico conocida como «crítica del valor». 

Los tres primeros textos constituyen una introducción general a las temáticas de la crítica del valor («El absurdo mercado de los hombres sin cualidades»), a sus presupuestos intelectuales («Los intelectuales después de la lucha de clases») y al concepto de mercancía y de fetichismo de la mercancía («Las sutilezas metafísicas de la mercancía»). Los ensayos siguientes tratan de dar una idea del potencial heurístico de este enfoque, hablando de análisis histórico y de la crítica del trabajo («Luces de progreso»), de arte y de cultura, así como de los nexos entre la crítica del valor y la crítica situacionista («Sic transit gloria artis»), de crítica de la ciencia («Objetividad inconsciente») y de historia de las ideas («¿Crítica social o nihilismo?»). 

La crítica del valor se ha venido elaborando durante mucho tiempo en las páginas de la revista alemana Krisis, publicada a partir de 1986 en Nuremberg. Sus autores principales (Robert Kurz, Ernst Lohoff, Roswitha Scholz, Norbert Trenkle, Peter Klein) han publicado además varios libros, una docena, hasta la fecha, debidos a la pluma del mismo Kurz —entre ellos, Der Kollaps der Modernisierung (El colapso de la modernización, 1991); Schwarzbuch Kapitalismus (El libro negro del capitalismo, 1999); Marx lesen (Leer a Marx, 2001); Weltordnungskrieg (La guerra por el orden mundial, 2003); Das Weltkapital (El capital mundial, 2005)—. Fuera de Alemania, los textos producidos por esta corriente se difundieron en un primer momento sobre todo en el Brasil. Yo mismo he traducido algunos de ellos al italiano y los he presentado al público italiano y, más tarde, al francés. Mi libro Las aventuras de la mercancía, publicado en 2003 en Francia (Denoël) y posteriormente en Alemania y en Portugal (Antígona), resume los puntos capitales de la crítica del valor. 

En 2004 tuvo lugar una escisión de la redacción de Krisis. Robert Kurz, Roswitha Scholz, Claus Peter Ortlieb y otros fundaron la revista Exit! y no comparten ya las posiciones asumidas posteriormente por Krisis. Los artículos aquí reunidos son, sin embargo, anteriores a dicha escisión. 

De todos modos, cabe hablar de una corriente de pensamiento internacional, por cuanto algunos otros autores han llegado también, por las mismas fechas, a resultados análogos. El esfuerzo teórico más próximo al elaborado por Krisis es el grueso volumen Time, Labour and Social Domination. A Critical Rethinking of Marx’ Theory de Moishe Postone, publicado en 1993 en los Estados Unidos (University of Chicago Press) y recientemente traducido al castellano (Marcial Pons, 2006). 

Los escritos aquí reunidos no persiguen el propósito de ofrecer una antología representativa de toda la crítica del valor. En efecto, la selección no da a Robert Kurz el peso que le correspondería como verdadero centro motor de esta revolución teórica. Por consiguiente, no se encuentran aquí los pormenorizados análisis de los avances de la crisis del sistema capitalista mundial que son el punto más fuerte de Kurz, y solo de pasada aparecerán sus batallas polémicas contra el marxismo tradicional y su concepto-fetiche de la «lucha de clases». Falta también la teoría del «valor-escisión», propuesta inicialmente por Roswitha Scholz, que afirma que en la base del valor mismo se encuentra una división entre la esfera del «trabajo» que produce “valor”, y que es tradicionalmente el dominio de los varones, y las demás actividades, sobre todo las de la reproducción cotidiana (la esfera doméstica), que en la sociedad capitalista son consideradas inferiores y asignadas a las mujeres.



CONVIENE ACLARAR algunos equívocos posibles, debidos en parte al hecho de que algunos de los ensayos de este volumen pertenecen a una primera fase de la elaboración crítica del valor y que ciertas tesis, o ciertas formulaciones, han sido superadas en lo sucesivo. La crítica del valor está en constante elaboración, y no se ha de aceptar en bloque o desecharla.
La crítica del valor afirma que el capitalismo no está viviendo una fase de expansión triunfal ni constituye, en forma de democracia y economía de mercado un estadio final e insuperable de la humanidad. La revolución microelectrónica ha acelerado el agotamiento de la dinámica de acumulación del capital; agotamiento que era ya inherente a sus premisas, esto es, a la doble naturaleza del trabajo como trabajo concreto y trabajo abstracto. Solo el recurso cada vez más masivo al “capital ficticio” de los mercados financieros ha impedido, durante los últimos decenios, que esta crisis de la economía real llegara a estallar…


Anselm Jappe
Introdução à edição castellana

*  *  *

19 de marzo de 2017

contra valor

CONTRA
—VALOR




Si entregas el deseo tu placer cae en el jerárquico vínculo con el mundo. Y sin “deseo” ¿cómo es posible hablar de interés, o valor? ¿Existen prácticas vivas, dónde? En verdad no estaría mal encontrarlas y extenderlas. Es una práctica egoísta. Pero obviamente serviría para luchar contra el poder. Contra lo rectilíneo en lo habitual de las polis. Lo Eterno de una cultura superior, parcelaria. La ciudad es una ligazón más que un soporte. Sopor sin-deseo. “Nos aborrecemos en la ciudad”. Se puede leer en el nº1 de la primera internacional situacionista.

Para el anarquismo, válgame la osadía,  el ‘conocimiento recíproco’ es la base para una sociedad sin estado pero para tal causa es necesaria la afinidad en lo múltiple. No es necesario, e incluso molesto, cualquier tarjeta del buen gusto. Sin embargo no el coraje, la fuerza creadora. “Fuerza significa sopesar las condiciones favorables para crear” Sunzi. Jipian. “El género es la que da forma a la fuerza” Liu Xie, Wenxin diaolong.

Dados a rápidas categorizaciones los medios de comunicación se ajustan al dictado del poder. Su ajuste a la tecnología, nos/aprisiona en la sensación de la inmediatez. Al romanticismo bucólico del contacto. El estocaje de dicha opresión, su cuantificación, indigna a muchos, aunque sea a modo de conversación de café sobre una crónica. Lo inmediato aquí descansa en el egoísmo. En cierta inmadurez del lenguaje pero no así de la sobrecodificación. Justo cuando en la historia hizo escena el materialismo y el idealismo. Tras el ‘desalojo’ de la religión. Acumulación, mediante la fuerza bruta de la razón. No así de la inteligencia pues no es una fuerza, nunca llega a ser un fin. La inteligencia es un interés propio. Supuestamente los seres tras/en la era moderna serían ‘salvados’ bajo su uso y reparto, puesta en común, y alejamiento de un posible libre pensamiento que busca además de libertad justicia. Sin embargo a día de hoy podemos decir que en Galiza leyes desprotegen al arrendatario, el número de lanzamentos practicados el año pasado en Galiza fue de 2.384, supón un descenso de 2% respeito dos 2.432 de 2015. Números y detrás familias mayormente mujeres al cargo. ¿Es posible una lucha pacífica contra esto? ¿Es mostrar indignación un fetiche? La represión desde luego tiene un largo expositor de herramientas (complejidad impuesta) como mercancía. No habitamos un hogar, somos almacenados.

Tomados por las fisuras de la realidad brotamos líquidas apariencias, casi, que pueda parecer tener algún sentido, manifiesto o latente. Pero en esas fisuras no hay nada, tan solo aprensión. Ajustamiento. Pretendido privilegio primate. Para todxs aquellxs que nos desbordamos en las fisuras de la realidad pero también sobre la realidad, no demoramos la apariencia. Sino al contrario. Dicha acción ‘incontrolada’ se acerca al abismo de la moral y la ética compactada, abismo de la gente que “menosprecia” la inteligencia y el arte además de hacer gala de ello adoptándose/adaptándose/apósito por largas horas hasta pedir prestada la vida. Postrero instinto de conservación, manada. Facilitar al predador, y a la presa, su comunicación. Así, todos los días son día internacional de, con, contra cabe, bajo etc.

El lunes y viernes, de esta semana me acerqué a los juzgados. El lunes fue para apoyar a las encausadas por la sala Iago (akà enlace á) con penas de cárcel por el hecho de estar, al sexto día de su uso autogestionado por asamblea popular. Sin embargo, aquellos centenares de personas que entraron aquellos pocos días, este lunes no estaban. El relato de los medios tal vez ocuparan unos minutos de su/nuestro tiempo. Ayer viernes, una madre y tres hijas se acercaron a la entrada de los juzgados (víctimasDeViolación) tras el cambio de condena del agresor, de 44 años a puesta en libertad sin ninguna medida cautelar. De sobras es manifiesta la virtud del abogado de la defensa y la mayestática audiencia nazional. Un gran grupo de periodistas llegaron y registraron el estado y denuncia de las chicas. Y simples notas manipuladas fueron impresas. Da miedo pensar la verdad, pero jamás se me dio bien eso de pensar y siempre me relacioné con el miedo de un modo abstracto.

Denegada la permuta o la dación impago, el año pasado, de su vivienda cambiaron de ciudad. ¿Alguien me lo puede explicar?
Armados hasta los dientes
la domesticación
se extirpa.
La filosofía de la acción significa ocupar todos los segmentos para el gozo infinito del individuo y rechazar las herramientas del amo. No-somos-esclavos. Se puede adocenarnos, o intentarlo por ejemplo nada más encender el ordenador y ver en ñas noticias de microsft “SE AMPLIA LA SUSPENSIÓN DE DESHAUCIOS HASTA 2020 / Falsamanía Hace 4 h. El boletín oficial del estado (boe) ha publicado este sábado el real decreto ley que amplía la suspensión de los lanzamientos hipotecarios” La estructura del poder se entremezcla con el manto del esclavo. Se aprovecha de su “trivialidad” para alimentar su subsistencia. Ser y poder absorben así su valor.
*
Armo el mate y  veo abrir una rosa.
Salud! y feliz lucha a todxs.







*










on the road